Evaluación Competencias

Evaluación Competencias

 

La principal finalidad de la evaluación por competencias es determinar los comportamientos que la persona es capaz de manifestar en su puesto de trabajo

 

La evaluación se realiza mediante un cuestionario dirigido específicamente a la evaluación de las competencias tal como se entienden actualmente en el contexto laboral

.

Consta de 170 elementos y en apenas 30 minutos se le presentan al sujeto enunciados relacionados con aspectos laborales, de diferente temática y representativos de una gran variedad de comportamientos, a los que debe contestar en función de la frecuencia con la que se producen en él o el grado de acuerdo sobre su contenido.

 

La Evaluación Competencias es un modelo que tiene en cuenta el largo plazo y el futuro del trabajador

Conoce el resultado de Evaluación Competencias que permite adquirir los conocimientos a la vez que se desarrollan habilidades

 

La Evaluación Competencias hace referencia a competencias, habilidades y aptitudes individuales que son diferentes de la capacitacion tecnica, el nivel de estudios o la experiencia profesional y que influyen en cómo un profesional desempeña su trabajo más allá del conocimiento que pueda tener

 Dimensiones de la evaluación de competencias profesionales

Se evalúan las 20 competencias más frecuentemente recogidas en los diccionarios de competencias de las empresas, agrupadas en cinco áreas:

  • Área intrapersonal: Autocontrol y estabilidad emocional, Seguridad en sí mismo y Resistencia a la adversidad.
  • Área interpersonal: Comunicación, Establecimiento de relaciones, Negociación, Influencia y Trabajo en equipo.
  • Área desarrollo de tareas: Iniciativa, Orientación a resultados, Capacidad de análisis y Toma de decisiones.
  • Área entorno: Conocimiento de la empresa, Visión y anticipación, Orientación al cliente, Apertura e Identificación con la empresa.
  • Área gerencial: Dirección, Liderazgo y Planificación y organización.                 

Cuenta también con una escala de Sinceridad y dos índices cualitativos: delegación y creatividad.

 

 

Combina dos posibles formas de interpretación, referida a baremo y referida a criterio, que aportan un mayor nivel de precisión y más cantidad de información al profesional.

Cómo se realiza la evaluación de competencias profesionales

El sujeto contesta a la prueba directamente en el ordenador.

Beneficios de realizar una evaluación de competencias profesionales

La evaluación no es genérica; es puntual: a los trabajadores se les evalúa no en función de patrones genéricos, sino más bien tomando como referencia las competencias propias de su posición. De poco sirve que, por ejemplo, alguien sea un experto en razonamiento abstracto o en solución de problemas si lo suyo es otra cosa. A eso nos referimos con criterios puntuales.

Plantea estrategias específicas para la solución de problemas: tras la evaluación de competencias profesionales casi siempre suelen aparecer fisuras o fallos en el funcionamiento de las empresas. Muchas veces son mínimos, pero en cualquier caso es preciso tenerlos en cuenta: falta de formación, pocos incentivos, apatía, perfil infravalorado, entre otros. La información que se extraiga de la evaluación ayudará a la formulación de soluciones puntuales.

Permite un conocimiento detallada de cada trabajador: al tratarse de una evaluación puntual, incluso cuando se refiere a grupos de trabajo, quienes están al frente de departamentos o de los procesos de gestión del talento acceden a valiosos datos que permiten componer un perfil pormenorizado de cada uno de los trabajadores. Conocer de primera mano sus capacidades, habilidades, talentos, destrezas, se ajusta con mayor precisión los aportes que suministran al conjunto de las organizaciones.

Aumenta el nivel de compromiso con el proyecto: las estrategias para evaluar por competencias no tienen por qué considerarse algo negativo a nivel interno. Al contrario, deben servir para hacerle ver a los trabajadores que sus esfuerzos son valorados y que por ello lo que se busca es mejorar día tras día. De lo contrario, ¿para qué hacer todo aquello? Esto, a su vez, debe traducirse en un aumento de la productividad y del bienestar laboral, pues a fin de cuentas son ellos quienes tienen el control de su desarrollo profesional.

Adopta un sistema de mejora continua a nivel interno: si sabes sacar el máximo provecho a un método de evaluación por competencias, la información que se derive de él servirá también para adoptar un sistema de desempeño aplicable a todas las áreas de tu negocio. Realizadas estas evaluaciones cada cierto tiempo, y aplicadas las soluciones que se deriven de ellas, acabarás por implementar la cultura de la mejora continua, que no es otra cosa que estimular a tus colaboradores para que den lo mejor y se superen a sí mismos cada vez.

Descárgate un informe de evaluación de competencias profesionales

Contacta con nosotros

Si estas interesado/a en la utilización para evaluar la inteligencia emocional rellena el siguiente formulario y te informamos sin compromiso.