Remuneración segun rendimiento

La remuneración según rendimiento  hace referencia al pago del salario en base al trabajo realizado, por lo que el objetivo de este tipo de remuneración es premiar la productividad de los empleados.

 

 

Este tipo de remuneración no es de las más comunes, pues para que el salario sea el que de verdad merece el empleado es necesario que sea un trabajo fácil de medir y normalizado.

En primer lugar, cabe destacar que la remuneración según rendimiento ayuda a que los empleados estén más motivados y aumenten su productividad.

 

 

Ellos querrán ver que su salario aumenta, y por lo tanto sacarán lo mejor de ellos para que los resultados se alcancen rápidamente y con éxito. Por ello, un sistema de retribución vincula los objetivos empresariales con el esfuerzo de los empleados.

 

 

Establecer un sistema de remuneración según rendimiento hará que se atraiga talento a la organización.

 

Los empleados querrán trabajar con el fin de demostrar cuán valiosos son y así poder obtener un sueldo que de verdad se adapte a su rendimiento.

 

Es un método idóneo para atraer y retener talento en la organización.

Beneficios de la remuneración según rendimiento
1.Se reconocen las habilidades de cada trabajador

Rendimiento no sólo es sinónimo de cantidad. Aunque el modelo no da prioridad a la cualificación, sí que permite a cada trabajador demostrar sus habilidades, capacidades, talentos y aportes. En función de éstos es que se definirá su retribución.

 

2.Ahorro de costes para la empresa.

Al centrarse en los resultados, no todos los trabajadores son retribuidos de la misma manera; algunos recibirán más dinero o incentivos que otros, lo cual supone un ahorro si se compara con compañías con obligaciones salariales fijas.


3.Es un factor añadido de motivación.

En cierta forma, los trabajados definen su propia retribución. Es decir, cuanto mejores resultados obtengan para el conjunto de la empresa, mejor será su remuneración. Esto, a su vez, incide en el nivel de compromiso con la empresa y en la calidad de las tareas que se ejecutan.


4.Fomenta la competencia interna.

No nos referimos a que los trabajadores de una compañía se peleen por saber quién es más eficiente. Se trata de fomentar un clima de participación e interacción en el que todos aprendan de todos y no se vea afectado el nivel de rendimiento del conjunto.

Quiero recibir más información