Curso trabajar con alto rendimiento, Octubre 2018

Trabajar con alto rendimiento.

Porque no es lo mismo movimiento que rendimiento, no es necesario estar muchas horas en el trabajo ni ir de un lado al otro ataread@s para cumplir con nuestros objetivos.

Si somos capaces de interiorizar hábitos de alto rendimiento, con menos tiempo seremos capaces de trabajar más, pero especialmente mejor, y de tenerlo todo bajo control.

Trabajar con alto rendimiento<<alt>>

Entonces, ¿cuáles son estos hábitos que debemos interiorizar?

  1. Cada día, nuestro primer trabajo debe ser: escribir lo que tenemos que conseguir y lo que tenemos que finalizar ese día. Y a continuación, anotar todo lo que tenemos que hacer. Igual que para hacer ejercicio físico, primero calentamos, esta pequeña tarea será nuestro calentamiento cerebral.
  2. Pensar en las tareas que tenemos que hacer antes de empezarlas. Decidir qué tenemos que hacer. Cuanto más precisa sea la definición de lo que tenemos que hacer, mejor rendimiento tendremos en la ejecución de cómo y cuándo hacerlo.
  3. Reducir las dosis de impulsividad tecnológica. No es necesario consultar el móvil cada 5 minutos, ni contestar los correos recién recibidos. Desconectarnos de estos elementos que nos distraen favorecerá nuestra concentración, y por tanto, nuestro rendimiento.
  4. Que la falta de planificación de los demás no se convierta en nuestras urgencias. Asertivamente, tenemos que indicarles a los demás cuándo podremos entregarles lo que nos piden, si no lo teníamos planificado.
  5. Ser constantes, perseverantes y autodisciplinados. Los éxitos no son fruto de la casualidad, sino del trabajo continuado.
  6. Establecer prioridades. Eso nos permitirá hacer un uso adecuado de nuestro tiempo y nuestros recursos, y concentrarnos en las tareas que aportan más valor a nuestro trabajo.
  7. Al finalizar la jornada, revisar si hemos conseguido nuestros objetivos diarios, analizar el progreso de nuestras tareas planificadas, y celebrar y reconocer nuestros logros.

Finalmente, y porque no todo es el trabajo, disponer de tiempo de calidad diario para las personas que nos importan.

En definitiva, si: establezco objetivos y prioridades; si me enfoco en actividades de valor; si me formo y amplío mis conocimientos y habilidades; si reviso mis objetivos y celebro mis logros,

Maximizaré mi rendimiento y además, me sentiré mejor, más positivo y con más energía

 ¿Te parece interesante? ¿Quieres poner las bases para empezar a trabajar con alto rendimiento?

Apúntate a nuestro taller Hábitos para trabajar con alto rendimiento

Más informaciónTrabajar con alto rendimiento<<alt>>Trabajar con alto rendimiento<<alt>>

Si tienes alguna duda, envianos un e-mail a: formacio@tempo-consultoria.com o nos llamas al  936 116 360

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.