El arte de no hacer nada

El arte de no hacer nada

Para empezar podría honrar algo que escasea que es el silencio,¿ porqué nos incomoda el silencio? pasamos muchas horas al día trabajando, haciendo diversas tareas, lo que se le llama el factor multitarea, la necesidad de hacer varias cosas a la vez y creo personalmente que estamos en la era de la prisa, entonces ¿cómo se puede hacer nada?

El ritmo natural de la vida sería como una canción de Bob Marley y el ritmo del sistema frenético que también está presente en esta vida sería el del Dj David Guetta. En general nos cuesta estar “presentes, aquí y ahora “porque cuando estamos “aquí y ahora” sentimos lo que hay en nuestro interior y como explico más adelante hay mucho vacío, dolor en la mayoría de nosotros

¿Como ayudar a todas aquellas personas que identifican el no hacer nada con las connotacionEl arte de no hacer nada<<alt>>es negativas como ser “holgazán” “perezoso “vago”?

Creo que hay que diferenciar, podemos estar tumbados en el sofá, viendo la TV sin ver la TV porque estamos aburridos, la palabra aburrido en latín es Abhorrere, que es sentir horror, horror al vacío y estamos escapando constantemente de nosotros mismos, y sí que hay “pereza” y “holgazanes” pero que no están interiormente activando la relación con el ser, con el interior.

Por ejemplo ¿Cuantos de nosotros nos hemos duchado mientras nos estábamos duchando?, es decir, ¿Cuantos estamos debajo del agua caliente a presión (un lujo que disfrutamos menos de un tercio de la población en el mundo) disfrutando, valorando, sintiendo, este momentazo cotidiano que es la ducha caliente?

En general, las personas no estamos en la ducha mientras nos duchamos, estamos en otra parte, estamos en la mente, en los pensamientos, en el pasado, en el futuro, pensando en nuestro “jefe” y tu “jefe “en la ducha contigo o pensado en la suegra que nunca te invita a comer y la suegra contigo en la ducha.

No nos duchamos solos, nos duchamos con mucha gente ¿porque? Porque no estamos donde estamos, siempre estamos en otra parte, estamos en esta mente “parlanchina” que no se calla nunca.

¿Cómo podemos estar con nosotros mismos sin hacer nada?

Lo primero es reconocer que vivimos enajenados, narcotizados, es decir, las prisas, las impaciencias, el aburrimiento, siempre fuera de nosotros mismos, siempre corriendo, entonces ha llegado el momento de parar para reparar, parar para escucharnos, todo y esto en la cultura occidental se dice meditar, palabra meditar tiene la raíz etimológica de medicación o medicina, es decir, que es la medicina del alma.

Meditación es el arte de estar solo, en silencio, quieto, siendo, estando, pero no podemos pensar “voy a meditar” como si fuera algo que se hace, la meditación es algo que sucede , es como el dormir, nosotros dormimos cuando creamos unes condiciones como el silencio o la quietud.

Observa la mente y nos vendrán muchos pensamientos y te darás cuenta de todo el ruido e hiperactividad que tenemos en la cabeza

¿Cómo prácticos el no hacer nada?

Queda contigo mismo/a, siéntate y prueba de no hacer nada, y si sientes, vacío, ansiedad, emociones insoportables, hay que insistir en lo mismo al día siguiente y al día siguiente, y al día siguiente y al final vamos sintiendo y veras como todo esto se va disolviendo y al final lo único que te queda es “estar aquí” fusionado con ese momento y ahí es cuando hay paz que jamás encontraremos fuera. Por eso propongo la contemplación en el mar, en un parque.

¿Qué diferencias hay entre el bienestar y en bien tener?

El bien tener es lo que promueve esta Sociedad que necesita que nos sintamos permantememte insatisfechos para desear más de lo que tenemos, es el motor del crecimiento económico, el bien tener esta fuera y da igual lo que tengas, hay gente que tiene de todo y se siente vacía.

El bienestar es la felicidad, es la sensación de “estoy bien” “me siento relajado” estoy a gusto conmigo mismo/a” y desde ahí disfruto de lo que tengo, lo valoro siempre desde dentro.

Siempre queremos más de lo que tenemos, empezamos a desear lo opuesto porque no estamos en contacto,

El arte de no hacer nada invita a la reflexión

El arte de no hacer nada ha llegado para quedarse

El arte de no hacer nada ¿que opinas?

¿Qué te falta en este momento para sentirte en paz contigo mismo/a?

Oscar Farre. Consultor en Tempo Consultoria Integral

 

 

 

2 comentarios de “El arte de no hacer nada

  1. Muy buen post.
    Es genial disfrutar de no hacer nada, principalmente en fin de semana como desconexión del cansancio de la semana. Pero a mi muchísimas veces me sucede un pequeño malestar y es que una vez disfrutado de este arte de no hacer nada, al poco mi cabeza ya se esta arrepintiendo de no haber aprovechado bien el tiempo y haberlo malgastado «sin hacer nada»
    Realmente eso es meditar? porque cuando lo estoy «haciendo sin querer» me da la sensación que así es.
    Algún consejo para no tener esa sensación después de no hacer nada?
    Gracias de antemano

    • Hola Alberto, gracias por tus palabras, el hacer nada, no es facil (aunque pueda parecerlo) para que sea efectivo «el hacer nada» tiene que ser programado, como si estuviera en la agenda . Es el principio de los cambios.
      Hasta pronto ¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.