5 claves del éxito de la formación a medida, Formación in -company

5 claves del éxito de la formación a medida

Mejorar la formación y la preparación no es sólo una demanda de los profesionales, también lo es de las empresas que quieren ser competitivas. Para ello es imprescindible tener plantillas recicladas, adaptadas a las características y circunstancias del mercado y el momento.

claves del éxito de la formación a medida<<alt>>La formación que más valoran las empresas es la que se alinea directamente con sus objetivos tanto empresariales como estratégicos. Y cada organización se enfrenta a desafíos únicos a la hora de alinear el talento de sus equipos de gestión, con su estrategia corporativa y los requerimientos de un entorno de negocios en constante cambio.

Y como no hay dos empresas iguales, por eso tampoco la formación que necesitan tiene que ser la misma.

La principal ventaja que supone la formación a medida es justamente ésta: que está diseñada especialmente para cubrir las necesidades de una empresa, teniendo en cuenta sus especificidades, el colectivo a quien va dirigida, los objetivos que pretende alcanzar y el resto de aspectos que intervienen, y pensada para garantizar las transferencia de la formación a los puestos de trabajo de los participantes.

Pero formación a medida no es coger un curso de un catálogo de formación, y adaptarlo en horas y en calendario a lo que pide la empresa, o tal vez cambiar un punto del temario por otro, para que se vea que no es formación estándar.

Para que la formación a medida obtenga los resultados deseados, se tienen que seguir algunas pautas. Vamos a verlas:

1. DETECCIÓN DE LAS NECESIDADES FORMATIVAS DE LA EMPRESA: Mediante reuniones de trabajo con los responsables de los departamentos a los que afecte la formación. En estas reuniones, se analizan las necesidades formativas y se definen los objetivos de formación. Es importante saber qué ha causado la necesidad formativa:

          a)   solicitud de las personas que la van a recibir;

          b)   implementación de nuevos procesos de trabajo;

          c)   adecuación a la estrategia empresarial o para desarrollar  competencias profesionales que no se están                            cubriendo, por ejemplo.

Si son los mismos trabajadores los que han solicitado, posiblemente la formación obtendrá mejores resultados, ya que ellos serán el centro del proceso formativo, protagonistas de su aprendizaje. De la misma manera, si la formación no se ha definido correctamente, los destinatarios no la recibirán adecuadamente, y lo más probable es que no dé los resultados deseados. Así, pues, la correcta detección de las necesidades formativas es el punto más crítico en una buena planificación de la formación.

2. DISEÑO DE LA ACCIÓN O ACCIONES FORMATIVAS: Se trata del diseño de los contenidos y las metodologías a aplicar en función de las necesidades detectadas, alineándolos con la estrategia de la empresa. En este punto, se deben elegir los medios y elaborar los contenidos de un programa que cumpla con los objetivos específicos establecidos, con un enfoque 100% práctico y susceptible de ser aplicado en el puesto de trabajo, y que refleje los objetivos y la cultura corporativa de la empresa.

3. FIJACIÓN DE INDICADORES DE APRENDIZAJE. Estos indicadores permitirán evaluar la consecución de los objetivos de aprendizaje. Es importante establecer indicadores cuantitativos, que permitan analizar objetivamente el grado de aprendizaje. También se puede establecer algún objetivo cualitativo, relacionado con la satisfacción de los participantes.

4. IMPARTICIÓN DE LAS ACCIONES FORMATIVAS. En la modalidad que más se adecue a la consecución de los objetivos, y con el calendario y horario que más favorezca la conciliación del horario laboral con el aprendizaje. Éste es también un punto crítico, y además, se trata del punto central de todo proceso formativo. Por lo tanto, la elección de un docente que sea facilitador del proceso de aprendizaje, y no un simple transmisor de conocimientos, es fundamental.

5. EVALUACIÓN. La formación debe ser evaluada tanto por los alumnos como por los responsables de la empresa, y también por los formadores, teniendo en cuenta:

  • los indicadores fijados antes del inicio del desarrollo de la formación
  • la transferencia laboral, es decir la aplicación de los contenidos de la formación al puesto de trabajo. Es imprescindible que la metodología utilizada permita que los conceptos se puedan aplicar fácilmente
  •    el rendimiento de la formación. Es fundamental que la empresa conozca el grado de aprovechamiento de cada uno de los participantes en la formación desarrollada. La evaluación estratégica es esencial para cuantificar el éxito de la formación, que, a través del ROI (retorno de la inversión), le proporcionará a la empresa un análisis detallado respecto al éxito obtenido tras la formación.

Ya conocemos las ventajas competitivas y estratégicas que supone la realización de formación a medida en las empresas, y los medios y recursos existentes en la actualidad, tanto en lo que se refiere a modalidades de formación como a posibilidades de financiación mediante bonificaciones. Si, además, aplicamos estos 5 puntos clave en la planificación de la formación que vayamos a implementar, el éxito está asegurado.

Esther Badia

Consultora de Tempo Consultoria Integral

Claves del éxito de la formación a medida son aspectos vitales

Claves del éxito de la formación a medida son necesarios para tener un impacto en la formacion

Claves del éxito de la formación a medida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.